Sonntag, 13. April 2014

¡A la calle el Primero de Mayo!

¡A la calle el Primero de Mayo!

[Traducción del volante de la BGIA-Hamburg]








En todo el mundo continuan utilizando los imperialistas su agresión contra los pueblos del mundo. El genocidio, las masacres, la explotación brutal y el  despiadado saqueo de los recursos naturales hacen el mundo de hoy  el infierno en la tierra para la mayoría absoluta de la humanidad. El imperialismo es cada vez más una amenaza directa a la existencia misma del planeta. Por lo tanto, la lucha contra el imperialismo y su destrucción es absoluta necesidad para el proletariado internacional y los pueblos del mundo. Los conflictos entre ellos mismos descargan los imperialistas sobre las espaldas de los pueblos y para ello todos los medios son justificables. Esto es evidente, por ejemplo, en el uso de sus bandas islamistas en Siria o en el uso de las bandas fascistas en Ucrania por los imperialistas occidentales, especialmente los EE.UU. y la RFA.

La RFA es una potencia en ascenso entre las potencias imperialistas, encabezadas por el imperialismo de EE.UU., el principal agresor contra los pueblos del mundo . El botín que ha conseguido en los últimos años el imperialismo alemán debe ser asegurado. El máximo representante del Estado alemán pide abiertamente más guerras alemanas en todo el mundo . Al mismo tiempo se empobrecen más y más una cada vez mayor parte de la población en este país, especialmente los migrantes. La campaña de odio contra ellos, organizada por el Estado, encuentra su expresión en el terror de la NSU y los ataques incendiarios (más de 20 en 2013), pero también en los asesinatos directos de las instituciones gubernamentales. Todo este Estado, esta República Federal podrida, está marcada por el chovinismo y el racismo. Los migrantes tienen que ser la capa inferior y deben mantenerse en esta condición para que con ello  los trabajadores locales puedan continuar " sintiéndose mejor". El racismo es problema de clase .



El mundo muestra cómo la revolución se está convirtiendo en una creciente necesidad. Nosotros oímos, vemos  todos los días, a cada hora, como las guerras imperialistas devastan países, la subversion hunde en caos los estados, como el hambre, la sequía, las inundaciones, los huracanes - generados por la destrucción imperialista de la Tierra - millones son víctimas de la muerte y la miseria. Nosotros tenemos conocimiento de una ruina nuclear imperialista, la misma que desde hace tres años causa radiación en Japón y el mundo. Y, lo que vemos y oímos, es que este inmenso mundo de la pobreza y la alienación se levanta contra este mundo de inmensa riqueza. Lo vemos concretamente en los levantamientos populares en Brasil y Turquía, en el levantamiento militante de las luchas obreras en Bangladesh y Camboya, en la heroica lucha del pueblo palestino contra la política sionista de exterminio, en la luchas populares en la antigua Yugoslavia y en la revoluciones dirigidas por los partidos comunistas  en Perú , India , Turquía y en las Filipinas.






Nuestra demostración revolucionaria del 1° de mayo fue, es y debe ser la expresión viva de la "fusión más cercana " con los que están luchando en los centros de la tempestad de la revolución mundial, sus partidos y organizaciones  revolucionarias en África, Asia y América Latina. Queremos la lucha sin cuartel contra la burguesía monopolista, su Estado, sus partidos e Instituciones. Sobre esta base demostramos el 1 de mayo .

¡La rebelión se justifica !

¡Viva la solidaridad internacional !

¡Viva el 1° de mayo !
 
Alianza para una Demostración Revolutionaria del 1° de Mayo
Liga contra la Agresión Imperialista (BGIA)