Freitag, 18. November 2016

EL IMPERIALISMO HOY, UN HOMENAJE AL CENTENARIO DE LA OBRA DE LENIN: EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO (continuación)


EL IMPERIALISMO HOY, UN HOMENAJE AL CENTENARIO DE LA OBRA DE LENIN: EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO 
 

1.       LA SITUACIÓN ACTUAL Y LOS ELEMENTOS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA

 

2.       Resumen:

 

Partimos por resaltar los aspectos más importantes de los dos prólogos posteriores a la primera edición porque allí están consignados el propósito y el método, así como: el objeto de estudio, la esencia económica del imperialismo. Aplicando lo establecido por Lenin y desarrollado por el Presidente Mao y el Presidente Gonzalo se busca exponer la situación actual de hundimiento y barrimiento del imperialismo. Hundimiento que expresa en mayor medida el imperialismo yanqui en su condición de superpotencia hegemónica única, pero situación común a todos los demás países imperialistas.

Estamos en la tercera etapa de la revolución proletaria mundial, de la ofensiva estratégica de ésta y de la defensiva estratégica de la contrarrevolución mundial. Se está desarrollando una nueva ola de la revolución proletaria mundial correspondiente con su ofensiva estratégica. El trabajo se centra en el estudio de cómo en esta etapa se expresan los cinco rasgos fundamentales del imperialismo, teniendo presente siempre la ley del desarrollo desigual del mismo.

De la forma más objetiva posible mostramos el desarrollo de la dominación de los monopolios generados a nivel mundial por el capital financiero, la exportación de capitales y el dominio monopolista de la economía del Tercer Mundo por los diferentes imperialismos, principalmente el yanqui como hegemonista único y, especialmente, en el caso de los países de América Latina.

Se muestra, cómo ha crecido el beneficio de los rentistas muchas veces superior que el beneficio del comercio exterior del país que es considerado “la primera potencia comercial del mundo”: la esencia del imperialismo y del parasitismo imperialista. Develando qué es lo que oculta el superávit comercial de China.



Concluyendo que el imperialismo ha devenido en más monopolista, más parasitario y más moribundo; que todas sus contradicciones se agudizan; que el capitalismo burocrático, generado por él sobre la base de la semifeudalidad en los países coloniales y semicoloniales, es también podrido y agonizante.  De los hechos brota la hegemonía financiera de los Estados Unidos y con ello su dominio de la economía mundial como lo muestra su dominio de la tecnología de la información, el control de las principales fuentes de energía y materias primas en el Medio Oriente, el Sudoeste de Asia, América Latina, las llamadas redes de producción del Sudeste Asiático y China, de México, Centroamérica y el Caribe, etc. Siempre en dura contienda con los otros imperialistas. Capital financiero que domina sobre la llamada “economía real” y la “especulativa”, que como se ve de las propias citas del Informe no se pueden separar.
Pero, el país decae lo cual se expresa de una y mil formas-, se vuelve más rentista, el endeudamiento de la economía yanqui crece hasta el 70% del PBI de los EE.UU., la deuda de las empresas y los hogares se dispara: pese a todo, baja el consumo y la economía no crece o crece a ritmos bajos. Toda la economía en el país decae, el empleo decae y se vuelve más precario, rebajándose a condiciones similares a las del siglo XIX (empleo precario). Lenin, el monopolio lleva a la decadencia del país y pese a ello el país por la exportación de capitales de todo tipo extrae cada vez más riqueza del mundo entero.
Por otro lado, las condiciones para la revolución están ahora más maduras; el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en el mundo es mayor, pero la base y la zona principal de la tormenta está en el Tercer Mundo.

El reparto de las migajas de las superganancias imperialistas entre cierto sector de los obreros es la base económica del oportunismo. Necesidad de la lucha contra el revisionismo y el oportunismo.

3.       El Imperialismo Fase Superior y Última del Capitalismo

Después de él ya no es posible más que el socialismo

Presentación del ejemplar de la obra de Lenin: "El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo", Editorial Lenguas Extranjeras, Pekín 1975 la nota del editor, prólogos, breve introducción y el contenido y notas. Es necesario leer la parte correspondiente en la Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS, donde se destaca la importancia de este libro de Lenin aparecido en medio de la Primera Guerra Mundial Imperialista y poco antes de la Revolución de Febrero y de la Gran Revolución Socialista de 1917, la Revolución de Octubre. Por ello, el libro con todas sus partes y más la parte correspondiente de la Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS forman un todo, constituyendo un documento único que debemos estudiarlo completo.

¡Viva el Centenario de la gran obra de Lenin: El Imperialismo Fase Superior del capitalismo!

 

IMPORTANCIA Y PROPÓSITO DE LA OBRA

En el prólogo escrito para la nueva edición del libro, en abril de 1917, Lenin refiere: que por las circunstancias en que fue escrito y publicado por primera vez “la censura zarista”, “no sólo me vi precisado a limitarme estrictamente a un análisis exclusivamente teórico - sobre todo económico-, sino también a formular las indispensables y poco numerosas observaciones de carácter político con una extraordinaria prudencia, por medio de alusiones, del lenguaje a lo Esopo”.

Sobre propósito del libro dice: “orientar en la cuestión económica fundamental, sin cuyo estudio es imposible comprender nada en la apreciación de la guerra y de la política actuales, a saber: la cuestión de la esencia económica del imperialismo”. De cuyo estudio y comprensión concluye:

1) “Que el imperialismo es el preludio de la revolución socialista”. Es decir, madura las condiciones para la revolución mundial.

2) “Que el socialchovinismo (socialismo de palabra, chovinismo de hecho) es una traición completa al socialismo, el paso completo al lado de la burguesía, que esa escisión del movimiento obrero está relacionada con las condiciones objetivas del imperialismo”.

3) De lo anterior deriva su denuncia contra: “(...) el modo indecoroso de cómo mienten los capitalistas y los socialchovinistas que se han pasado al lado de aquéllos (y contra los cuales lucha con tanta inconsecuencia Kautsky), en lo que se refiere a la cuestión de las anexiones, el descaro con que encubren las anexiones de sus capitalistas”. Muy claro para denunciar a todos aquellos que encubren la guerra de agresión en el OMA y con esto la partición y nuevo reparto de estos países entre sus imperialistas.

 

Con lo cual estableció: el carácter de la época, la era del imperialismo y la revolución proletaria y la tarea del proletariado y su partido de hacer la revolución proletaria mundial, luchando inseparable e irreconciliablemente contra el imperialismo, la reacción y el revisionismo.

 

En el prólogo a la edición francesa y alemana, Lenin, consigna los complementos indispensables a su libro con lo cual da la línea fundamental para abordar el estudio de la situación actual, cómo “reflejar esa situación objetiva” y por tanto cómo abordar el tema del imperialismo y la revolución mundial en la actualidad, dice:

“(...) el fin principal del libro, hoy como ayer, consiste en ofrecer, con ayuda de los datos generales irrefutables de la estadística burguesa y de las declaraciones de los sabios burgueses de todos los países, un cuadro de conjunto de la economía mundial capitalista en sus relaciones internacionales, a comienzos del siglo XX, en vísperas de la primera guerra mundial imperialista. Intentaré dar en este prólogo los complementos más indispensables a este libro censurado”:

“(…) la guerra de 1914-1918 ha sido, de ambos lados beligerantes, una guerra imperialista, (esto es, una guerra de conquista, de bandidaje y de robo), una guerra por el reparto del mundo, por la partición y el nuevo reparto de las colonias, de las "esferas de influencia" del capital financiero, etc.”

“(…) el verdadero carácter social o, mejor dicho, el verdadero carácter de clase de una guerra no se encontrará, claro está, en la historia diplomática de la misma, sino en el análisis de la situación objetiva de las clases dirigentes en todas las potencias beligerantes.”

“Para reflejar esa situación objetiva, no hay que tomar ejemplos y datos aislados (dada la infinita complejidad de los fenómenos de la vida social, se puede siempre encontrar un número cualquiera de ejemplos o datos aislados, susceptibles de confirmar cualquier tesis), sino indefectiblemente el conjunto de los datos sobre los fundamentos de la vida económica de todas las potencias beligerantes y del mundo entero.

    Me he apoyado precisamente en estos datos generales irrefutables al describir el reparto del mundo en 1876 y en 1914 (§ VI) y el reparto de los ferrocarriles en todo el globo en 1890 y en 1913 (§ VII). Los ferrocarriles (...) constituyen el balance del capitalismo moderno, monopolista, en la escala mundial. Y este balance demuestra la absoluta inevitabilidad de las guerras imperialistas sobre esta base económica, en tanto que subsista la propiedad privada de los medios de producción.

... La propiedad privada fundada en el trabajo del pequeño patrono, la libre concurrencia, la democracia, todas esas consignas por medio de las cuales los capitalistas y su prensa engañan a los obreros y a los campesinos, pertenecen a un pasado lejano.

...El capitalismo se ha transformado en un sistema universal de opresión colonial y de estrangulación financiera de la inmensa mayoría de la población del planeta por un puñado de países "avanzados". Este "botín" se reparte entre dos o tres potencias rapaces de poderío mundial, armadas hasta los dientes (Estados Unidos, Inglaterra, Japón), que, por el reparto de su botín, arrastran a su guerra a todo el mundo.”

...Esa guerra imperialista y encima esos “tratados de paz”, concluye: “han desenmascarado a los que trataban de hacer ver que la paz y las reformas son posibles bajo el imperialismo y hacen abrir los ojos de millones y decenas de millones de hombres atemorizados, aplastados, embaucados y engañados por la burguesía”.

...Sobre la ruina mundial creada por la guerra, se agranda así la crisis revolucionaria mundial, que, por largas y duras que sean las peripecias que atraviese, no podrá terminar sino con la revolución proletaria y su victoria”. La tesis de transformar la guerra imperialista en revolución mediante la guerra popular (tal como ha sido desarrollado por el Presidente Mao y el Presidente Gonzalo.

 

...El Manifiesto de Basilia, que, en 1912, caracterizó la guerra que estalló precisamente en 1914 y no la guerra en general (hay diferentes clases de guerra; hay también guerras revolucionarias), ha quedado como un monumento que denuncia toda la vergonzosa bancarrota, toda la traición de los héroes de la II Internacional. Estos rehuyen “precisamente todos los pasajes que hablan precisa, clara y directamente de la relación entre la guerra que se avecinaba y la revolución proletaria(...)

...El “kautskismo”, esa corriente ideológica internacional, representada en todos los países del mundo...por los jefes de la II Internacional...y por un número infinito de socialistas, de reformistas, de pacifistas, de demócratas burgueses y de clérigos...es producto de la descomposición, de la putrefacción de la II Internacional y, de otra parte, es el fruto inevitable de la ideología de los pequeño burgueses a quienes todo el ambiente los hace prisioneros de los prejuicios burgueses y democráticos(...)Representan la abjuración completa de los principios revolucionarios del marxismo (...) se hayan unido(s) hoy,, práctica y políticamente, a los oportunistas más extremos...y a los gobiernos burgueses ( a través de los gobiernos de coalición burgueses con participación socialista).

 

La tarea que corresponde al Partido del proletariado en la lucha contra el oportunismo:

Analizar y desenmascarar los errores teóricos del “kautskismo”, así como, al pacifismo y “democratismo”, que no tienen ninguna pretensión de marxismo”, pero que al igual que Kaustky y co. pretenden disimular las profundidad de las contradicciones del imperialismo y la ineluctabilidad  de la crisis revolucionaria engendrada por éste. Es un deber desenmascarar tales corrientes extraordinariamente muy extendidas por el mundo para “arrancar a la burguesía los pequeños propietarios que ella engaña y los millones de trabajadores cuyas condiciones de vida son más o menos pequeño burguesas”.

 

Al respecto es necesario señalar que con este trabajo pretendemos servir a desenmascarar estas corrientes centrando en la lucha contra el nuevo revisionismo y que hemos destacado en negritas, la tarea que corresponde al partido del proletariado con respecto a esa masa que la burguesía engaña, porque eso es cuestión candente hoy en la lucha por el partido en estos países. A esta masa se dirige en gran parte a diario la propaganda de los representantes de los partidos burgueses y sus acólitos oportunistas y revisionistas en todos los grandes medios, en todos los países imperialistas, para sembrar las ideas más reaccionarias y chovinistas. La burguesía imperialista de las formas más variadas y en todo momento está manipulando a través de los grandes medios la opinión pública  sembrando en ella estas ideas, unos en forma velada y otros en forma más abierta y otras de la forma más desenfrenada. Para los burgueses esta no son cuestiones de principios sino de oportunidades. Las diferencias entre ellos están en que país imperialista o que monopolio engendrado por el capital financiero defienden. Vivimos la etapa del hundimiento del imperialismo y este es más reaccionario y más violento. Sus resultados están expresado en forma clara en la manipulación y el engaño a que se somete a estas masas como en la campaña del Brexit en Inglaterra, como sucede en Alemania con los éxitos alcanzados por los fascistas de “Iniciativa para Alemania”, o en la campaña electoral en los EE.UU.

 

Lenin, ontinuando con los complementos indispensables, dice:

...La escisión internacional de todo el movimiento obrero aparece ahora de una manera plena ( II y III Internacional). La lucha armada y la guerra civil entre las dos tendencias es también un hecho evidente...? Dónde está la base económica de este fenómeno histórico mundial?

Se encuentra precisamente en el parasitismo y en la descomposición del capitalismo, inherentes a su fase histórica superior, es decir, al imperialismo. Como lo hemos demostrado en este libro el capitalismo ha destacado ahora un puñado... de Estados particularmente ricos y poderosos, que saquean a todo el mundo con el simple “recorte del cupón”. La exportación de capital da ingresos...una superganancia tan gigantesca... permite corromper a los dirigentes obreros y a la capa superior de la aristocracia obrera...Esta capa de obreros aburguesados o de “aristocracia obrera”, completamente pequeñoburguesesen cuanto a su manera de vivir, a la cuantía de sus emolumentos y  por toda su mentalidad es el apoyo principal de la Segunda Internacional y, hoy día, principal apoyo social (no militar) de la burguesía. Pues éstos son los verdaderos agentes de la burguesía en el seno del movimiento obrero...los verdaderos portadores del reformismo y del chovinismo.

Lenin nos llama a comprender la importancia de esto como condición esencial para resolver las tareas practicas del Partido y la revolución.

Es necesario anotar sobre los “ferrocarriles”, que después de la Primera Guerra Mundial los monopolios del petróleo, del automóvil y de la producción de neumáticos van a impulsar su desplazamiento por la construcción de carreteras, primero, del 20 al 29 en los Estados Unidos y, luego, después de la Segunda Guerra Mundial, en la mayoría de países del mundo.

Recordar que la construcción de la carretera Panamericana, que va desde los EE.UU. hasta la Patagonia en Chile, comenzó en la década del 30 de ese siglo.

La explotación del petróleo y del gas, como la industria del automóvil van a devenir en más importantes para la economía del imperialismo. Por su conexión con todas las demás ramas de la industria y su conexión con los bancos, la exportación de capitales y las mercancías, etc., la industria del automóvil deviene en la industria más importante de los países imperialistas y como la industria de maquinarias y de la comunicación, etc., arma sus redes monopolistas a nivel mundial (las denominadas cadenas de valor global). Esta industria es una de las más importantes en USA, la más importante en Alemania, Japón, Francia, etc. Y como maquila va avanzando en Corea, China, India, Brasil, México, etc.

El desarrollo del imperialismo a escala mundial tiene en la organización vertical de los monopolios imperialistas su forma preferida de organización de la producción como lo observó Lenin y el fundador del PCP, Mariátegui, quien en Defensa del Marxismo observó que esta forma de producción se estaba aplicando en los Estados Unidos por Henry Ford para la producción de los automóviles, cuyo monopolio combinó desde las fuentes de materias primas hasta la producción y venta de los automóviles en los EE.UU. y fuera de él. Sabemos, que es en la industria del automóvil donde la organización vertical ha tenido su mayor desarrollo, mucho antes de la industria electrónica o de la IT. Ahora los economistas burgueses y sus periodistas llaman a estos monopolios imperialistas combinados: empresas transnacionales o multinacionales (ETN o EMN o simplemente “multis”) y sus “cadenas de valor global”. Por eso en nuestras Notas Sobre la Situación Actual le hemos dedicado bastante atención.

Lenin, sobre la esencia económica del imperialismo en su libro resumió:

“El imperialismo ha surgido como desarrollo y continuación directa de las propiedades fundamentales del capitalismo en general. Pero el capitalismo se ha trocado en imperialismo capitalista únicamente al llegar a un cierto grado muy alto de su desarrollo, cuando algunas de las propiedades fundamentales del capitalismo han comenzado a convertirse en su antítesis, cuando han tomado cuerpo y se han manifestado en toda la línea los rasgos de la época de transición del capitalismo a una estructura económica y social más elevada.

Lo que hay de fundamental en este proceso, desde el punto de vista económico, es la sustitución de la libre concurrencia capitalista por los monopolios capitalistas. La libre concurrencia es la propiedad fundamental del capitalismo y de la producción de mercancías en general; el monopolio se halla en oposición directa con la libre concurrencia, pero esta última se ha convertido a nuestros ojos en monopolio, creando la gran producción, eliminando la pequeña, reemplazando la gran producción por otra todavía mayor, llevando la concentración de la producción y del capital hasta tal punto, que de su seno ha surgido y surge el monopolio: carteles, sindicatos, trusts, y, fusionándose con ellos, el capital de una docena escasa de bancos que manejan miles de millones. Y al mismo tiempo, los monopolios, que se derivan de la libre concurrencia, no la eliminan, sino que existen por encima y al lado de ella, engendrando así una serie de contradicciones, rozamientos y conflictos particularmente agudos. El monopolio es el tránsito del capitalismo a un régimen superior”.

Breve definición: “el imperialismo es la fase monopolista del capitalismo. Una definición tal comprendería lo principal, pues, por una parte, el capital financiero es el capital bancario de algunos grandes bancos monopolistas fundido con el capital de los grupos monopolistas de industriales y, por otra, el reparto del mundo es el tránsito de la política colonial, que se expande sin obstáculos en las regiones todavía no apropiadas por ninguna potencia capitalista, a la política colonial de dominación monopolista de los territorios del globo, enteramente repartido.

Los cinco rasgos fundamentales del imperialismo: “1) la concentración de la producción y del capital llegada hasta un grado tan elevado de desarrollo que ha creado los monopolios, que desempeñan un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el industrial y la creación, sobre la base de este "capital financiero", de la oligarquía financiera; 3) la exportación de capital, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particular; 4) la formación de asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas, las cuales se reparten el mundo, y 5) la terminación del reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes.”

Definición del imperialismo: “El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes.”

Historia de su aparición: Concentración de la producción; monopolios que se derivan de la misma; fusión o ensambladura de los bancos con la industria: he aquí la historia de la aparición del capital financiero y el contenido de dicho concepto.

“(...) el poder de los monopolios capitalistas se convierte indefectiblemente, en las condiciones generales de la producción de mercancías y de la propiedad privada, en la dominación de la oligarquía financiera.”

Lenin desarrolló el marxismo estableciendo la esencia económica del imperialismo, que este madura las condiciones para la revolución y la necesidad de la lucha contra el revisionismo para el triunfo de la revolución.

Es necesario recordar que la teoría leninista de la esencia económica del imperialismo se desarrolló en lucha a muerte contra el kautskismo que negaba las relaciones de dominación y violencia derivados de la constitución de los monopolios económicos todopoderosos, negaba que el imperialismo fuera “un grado o una fase de la economía”, lo definía como una política, como “la política preferida del capital financiero”, “un producto del capitalismo financiero altamente desarrollado”, reduciéndolo a su tendencia a las anexiones cuando en lo político es reacción y violencia en toda la línea. Con ello trataba de afirmar la posibilidad de que un simple cambio de gobierno se pueda reformar el imperialismo.

Sobre los sólidos fundamentos establecidos por Lenin y lo desarrollado por el Presidente Mao, con los aportes del Presidente Gonzalo, con la ayuda del conjunto de datos más relevantes de la economía mundial podemos analizar la situación objetiva, el desarrollo de las contradicciones fundamentales del mundo actual y de la contradicción principal para entender el desarrollo de la situación revolucionaria en el mundo. Partiendo de que no sólo se trata de comprenderlo sino de transformarlo.
(continuará)