Freitag, 11. November 2016

ELECCIONES YANQUIS EXPRESIÓN DEL MAYOR HUNDIMIENTO DEL IMPERIALISMO


Hoy publicamos un adelanto de nuestra ponencia presentada al VI Seminari Internacional sobre el Capitalismo Burocrático con el objeto de servir a entender la economía política de las elecciones para el recambio de autoridades del Estado imperialista, que es la superpotencia hegemónica única, los EE.UU.

EL PROCESO DE HUNDIMIENTO DEL IMPERIALISMO YANQUI Y LAS ÚLTIMAS ELECCIONES

LA HEGEMONIA DEL CAPITAL FINANCIERO YANQUI, BASE DE LA CONTIENDA CON LAS DEMÁS POTENCIAS IMPERIALISTAS

De todos los hechos ( consignados en el informe especial: The world economy, The Economista, 3 de octubre de 2015, que trata del rol especial de los Estados Unidos en la economía mundial y su relación con China) brota la dominación del dólar, de la economía y las finanzas yanquis, como lo muestra lo sucedido durante la crisis mundial con la corrida de los clientes de los bancos en Europa y el mundo hacia los bonos del tesoro en dólares. El dólar como moneda de refugio. Es una expresión de la dominación mundial del imperialismo yanqui y la base de la contienda con las demás potencias imperialistas, incluidas la superpotencia atómica, Rusia, y la potencia socialimperialista China. Como hemos visto en el caso del Brexit y de la fallida tentativa del golpe en Turquía, como se ve en el desarrollo de las contradicciones en el Medio Oriente hasta el Sur del Sahel en África, en el Mar de China, etc. Las contradicciones se agolpan.

Mayor acumulación de la producción y del capital a nivel mundial en la oligarquía financiera yanqui, colusión y pugna con las otras oligarquías financieras de las potencias rivales. No hay bloques imperialistas, los imperialistas no son amiguitos como lo quiso presentar la LOD revisionista y capitulacionista a comienzos de los años 90, para velar las contradicciones en el mundo actual, para negar el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en el mundo.
El imperialismo es más monopolista, más parasitario y en descomposición, más moribundo o agonizante.

El imperialismo yanqui, la superpotencia hegemónica única, es quien expresa en mayor grado este carácter. Lo cual conduce a la mayor agudización de las contradicciones entre la superpotencia hegemónica única y las otras potencias imperialistas como se traduce en el Informe Especial; a la mayor agudización de la contradicción proletariado-burguesía en estos países imperialistas; y a la mayor agudización de la contradicción principal, es decir la existente entre la superpotencia hegemónica única, el imperialismo yanqui, y las demás potencias imperialistas, en colusión y pugna, por la partición de los países oprimidos y el nuevo reparto, por un lado, y estos países oprimidos, por el otro.

Prosiguiendo, del “sistema del dólar offshore” (el dólar fuera de los EE.UU.), al que se refiere el informe especial citado, brota el dominio financiero de los EE.UU., que sigue creciendo pese a que la producción y la productividad en los EE.UU. están de bajada desde los años 70 del siglo pasado. Por eso mismo, la producción offshore de los monopolios yanquis a través de sus filiales en el extranjero y las empresas adheridas del capitalismo burocrático crece, como crecen los intercambios financieros y comerciales entre estas y sus casas matrices.

Pero, el país decae- lo cual se expresa de una y mil formas-, se vuelve más rentista, el endeudamiento de la economía yanqui crece hasta el 70% del PBI de los EE.UU., la deuda de las empresas y los hogares se dispara: pese a todo, baja el consumo y la economía no crece o crece a ritmos bajos. Toda la economía en el país decae, el empleo decae y se vuelve más precario, rebajándose a condiciones similares a las del siglo XIX (empleo precario). Lenin, el monopolio lleva a la decadencia del país y pese a ello el país por la exportación de capitales de todo tipo extrae cada vez más riqueza del mundo entero.

El imperialismo yanqui impone su moneda y sus condiciones a los bancos no sólo de su zona de influencia sino también de las otras zonas de influencia. Domina la industria de la tecnología de la información y con ello de las comunicaciones y con ello las arterias vitales de las finanzas, la producción y el comercio a nivel mundial. A propósito, más abajo introducimos un recuadro sobre las cadenas monopolistas yanquis del automóvil en México y de los componentes electrónicos en Costa Rica muy importante para completar la información que pusimos en nuestras notas sobre el desarrollo del capitalismo burocrático en el Sudeste de Asía dominadas por los EE.UU. y el imperialismo japonés.

DECADENCIA DE LA INDUSTRIA EN LOS PAÍSES IMPERIALISTAS, MAYOR VIOLENCIA Y SAQUEO IMPERIALISTA

 La producción de componentes, el comercio de los mismos y el ensamblado se hace offshore -como comercio entre los monopolios- integración internacional vertical de los mismos y la llamada reestructuración industrial de la industria de hierro y acero, etc.

Reestructuración industrial que han llevado a cabo también otros países imperialistas como Japón, Alemania, etc., el encargo de la producción de componentes por otras empresas en el extranjero (outsourcing), donde los salarios son más bajos. Agudización de la lucha por el control de las fuentes de energía y materias primas. Los imperialistas se han vuelto más hambrientos por el control de las mismas, como sucede en todo el mundo. Por eso, las guerras que se están desarrollando en la actualidad y la lucha del campesinado y las minorías indígenas contra el despojo de sus tierras y territorios para los proyectos energéticos, mineros, madereros, agrícolas de los grandes monopolios imperialistas. Luchas cuyo desarrollo está sintetizado en la consigna: ¡Conquistar la tierra! Tiene dos aspectos: ¡resistir y combatir!, donde combatir es principal, así como también la forma principal de lucha que corresponde asumir.

La producción por encargo a proveedores es empleada, por ejemplo, por la Volkswagen con mayor intensidad desde comienzos de los años 90, para bajar los costos de producción “exprimiendo a estos proveedores como un limón”. Contratan con empresas del Tercer Mundo en Europa, como una empresa de Bosnia, con la cual ha tenido serios problemas últimamente. Ésta se negó por primera vez a entregar los componentes acordados y paralizó la construcción de un tipo de autos. Este monopolio alemán o multinacional ensambla autos también en China, etc. En Brasil lo hace a través de una de sus filiales o empresa hija (ver cifras que consignamos aparte).

Sobre la pirámide bancaria: El Informe citado dice que la relación entre “América y el sistema del dólar offshore ( fuera de los EE.UU.)se está haciendo más débil”, pero en realidad no sucede eso, sino que este se está haciendo más oligárquico. Con la imposición de multas de miles de millones de dólares a los bancos extranjeros que actúan en los EE.UU., por el departamento de justicia yanqui, muchos se han ido del país. Los medios de información dan cuenta de la multas a los bancos ingleses, alemanes, suizos, etc. El Informe, de esta revista del imperialismo inglés, llora por la herida. Entonces, estos bancos que antes actuaban en Walt Street por cuenta propia ahora, también tienen que actuar dentro de las redes de cinco o seis bancos las cuales forman “una pirámide”.

Es decir, como bancos “adheridos” de estas redes. Lenin: “esto se refiere a una de las particularidades características más importantes de la concentración capitalista moderna. Los grandes establecimientos, particularmente los bancos, no sólo absorben directamente a los pequeños, sino que los "incorporan", los subordinan, los incluyen en "su" grupo, en su consorcio (konzern) -según el término técnico- por medio de la "participación" en su capital, de la compra o del cambio de acciones, del sistema de crédito, etc., etc.(...)Para darse cuenta de los hilos principales que atan entre sí a los bancos del grupo mencionado, hay que distinguir la "participación" de primero, segundo y tercer grado(...)”.

Hoy, eso se ha desarrollado mucho más desde aquél entonces, estamos en la etapa de la ofensiva estratégica de la revolución proletaria mundial, la del hundimiento y barrimiento del imperialismo por la guerra popular. Hoy, no sólo se trata de bancos pequeños sino también de grandes bancos que están en las redes de estos cinco o seis bancos monstruosamente grandes y poderosos.
Además, el lugar que ocupan los bancos extranjeros dentro de las redes o hilos de esta pirámide no tiene que ver directamente con el valor contable de sus activos o con su valor comercial, sino por su relación con la oligarquía financiera que la encabeza. Esto explica, por ejemplo, porque una empresa monopolista china gigantesca como Alibaba no sale a bolsa en Shanghái sino en Walt Street, y de los seis bancos encargados de la emisión de las acciones cuatro son estadounidenses. Este gigante chino de ventas por Internet realiza sólo el 9% de sus ventas fuera de China y quiere incrementarlas. Entonces los gigantescos bancos chinos no le sirven. Tampoco los CEOs chinos y contratan CEOs yanquis para dirigir la empresa.

El imperialismo es la etapa superior y última del capitalismo, es monopolista, parasitario o en descomposición y agonizante, pero no va a desaparecer por sí mismo, si no lo golpeamos se va a mantener moribundo pero no muerto y como fiera herida de muerte seguirá causando más desgracias a los pueblos del mundo. El imperialismo es un gigante con pies de barro.
Los imperialistas en medio de su crisis siempre encontrarán alguna forma de cómo seguir, pese a estar hundiéndose más, con la ayuda del oportunismo permanecerán como un cadáver insepulto, siempre buscarán como incrementar la explotación de la clase obrera en sus propios países y el saqueo de los países oprimidos del mundo, en medio de crisis y guerra de todo tipo. Todo lo cual corresponde al momento de los 50 a 100 años contados a partir de los 60, en que desaparecerá el imperialismo (Presidente Mao) y a la actual etapa de la revolución proletaria mundial, la tercera etapa de hundimiento del imperialismo y de su barrimiento por la Revolución mundial a través de la Guerra Popular.

El imperialismo yanqui va de derrota en derrota: Corea, Vietnam, Afganistán, Iraq, etc., siguiendo la ley del imperialismo y todos los reaccionarios de fracasar, volver a fracasar y así hasta su ruina final. Mientras los pueblos del mundo y con ellos todas las fuerzas progresistas y revolucionaria, siempre seguirán su lógica de luchar, fracasar, volver a luchar volver a fracasar, volver a luchar hasta derrotar al imperialismo, la reacción mundial y el revisionismo.

La clase obrera y los pueblos del mundo no deben olvidar nunca el llamamiento hecho por el Presidente Mao de que los pueblos de un país débil pueden vencer la agresión del imperialismo siempre que se atrevan a desafiar todas las dificultades y a luchar unidos. Que el imperialismo es un tigre de papel, que hay que tomarlo muy en cuenta tácticamente y despreciarlo estratégicamente.
De los principales hechos expuestos hasta aquí, queremos destacar los referentes al mayor parasitismo y descomposición del imperialismo yanqui, que por su posición de potencia hegemónica única se acelera, por tanto, la característica específica que toma su hundimiento, su “declive” y de los demás países imperialistas.

Se agudiza la contienda, China un gigante por su propio peso en la economía y política mundial, por ser una potencia imperialista más atrasada, se convierte por decirlo así en el mercado apetecido de todas las demás potencias imperialistas en su contienda con el imperialismo yanqui. China no deja de estar en la mira de todos ellos.

No olvidar que al monopolio en economía corresponde la violencia y la reacción política a diferencia del capitalismo de libre concurrencia. 

En todo el mundo está en marcha el proceso de reaccionarización del Estado burgués, su militarización y la guerra imperialista. Las actuales elecciones en los EE.UU., las disputas entre la Clinton y Trump, el crecimiento del chovinismo imperialista y del fascismo, de los movimientos reaccionarios en la UE y el Brexit son las expresiones más recientes de ello.
Los continuos escándalos de corrupción de los representantes del Estado burgués, de su vinculación con los grandes monopolistas, de la financiación de los partidos, etc., expresan en forma más acentuada lo establecido por Lenin de que los grandes monopolistas les han robado su libertad a los ciudadanos y estos países se han convertido en cárceles para los obreros.

La hegemonía del imperialismo yanqui es una amenaza contra todos los demás
Más hechos contenidos en el Informe que expresan el mayor parasitismo o descomposición del imperialismo. Sobre el comercio mundial y la exportación de capitales se lee:
“Los niveles de comercio y el saldo de los activos y pasivos exteriores son de cinco a diez veces más altos que en los años 1970 y mucho más grande que en su pico anterior justo antes de la primera guerra mundial. La velocidad y la complejidad de los flujos de capital superará cualquier cosa que el mundo ha visto nunca antes”.

Lenin: “(...) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue "reinando" como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los "genios" de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores.”
Más adelante prosigue Lenin: “(...) El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con esto progresos extremadamente rápidos de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis.
Y las crisis -las crisis de toda clase, sobre todo las crisis económicas, pero no sólo éstas- aumentan a su vez en proporciones enormes la tendencia a la concentración y al monopolio.”

Del Informe citado: “A juzgar por su participación en la producción mundial de acero, la fabricación, el comercio de mercancías, el transporte y las materias primas de producción y consumo, al país le va de perros (véase el gráfico). El número de países a los que Estados Unidos es el mayor mercado de exportación se ha reducido de 44 en 1994 a 32 y en el mismo período la cifra equivalente para China ha aumentado de dos a 43.

Muchas de las empresas más valiosas del mundo siguen siendo estadounidenses, pero esto exagera su influencia en el extranjero: su participación en el stock de inversión corporativa internacional ha caído de 39% en 1999 al 24%.

Pero, “los Estados Unidos todavía brillan en una serie de campos. (...) Su Administración de Alimentos y Drogas es el punto de referencia mundial para la eficacia de un nuevo medicamento (...) una capacidad asombrosa para dominar cada nueva generación de la tecnología. Ahora preside una nueva era basada en la nube, el comercio electrónico, redes sociales y la economía del compartir. Facebook y Google (...) inventaron los sistemas operativos del 99% de los usuarios de teléfonos inteligentes y las empresas de Internet en China, incluido el Sr. Ma, ambos están protegidos y atrapados detrás del "Gran Firewall".

El predominio de las palancas fundamentales de las finanzas globales y del sistema monetario mundial de los Estados Unidos ha aumentado. La cuota de mercado mundial de bancos de inversión de Walt Street se ha incrementado en un 50% ya que las empresas europeas se han reducido y los aspirantes asiáticos han pisado agua. Los gestores de fondos estadounidenses ejecutan el 55% de los activos mundiales bajo gestión, frente al 44% de hace una década, lo que refleja el crecimiento de nuevos vehículos de inversión y la banca en la sombra, como los fondos negociados en bolsa. Flujos globales de capital, más grande que en cualquier momento de la historia, se mueven al ritmo de la VIX, una medida de la volatilidad en mercados de valores de los Estados Unidos. (...) Las Finanzas y tecnología ya son un campo de batalla por la soberanía, como la persecución de Europa de Google a través de casos de competencia ha demostrado”.

Sobre este “campo de batalla”, estos días hace noticia la multa del ministerio de justicia yanqui al Deutsche Bank (Banco Alemán) por 14,000 millones de dólares, como antes lo hizo con dos bancos ingleses, etc.

Los hechos confirman que: “El capital financiero, concentrado en un puño y que goza del monopolio efectivo, obtiene un beneficio enorme, que se acrece sin cesar, de la constitución de sociedades, de la emisión de valores, de los empréstitos del Estado, etc., consolidando la dominación de la oligarquía financiera, imponiendo a toda la sociedad los tributos en provecho de los monopolistas. Todas las condiciones de la vida económica sufren una modificación profunda a consecuencia de esta transformación del capitalismo. Con el estancamiento de la población, de la industria, del comercio y del transporte marítimo, "el país" puede enriquecerse por medio de las operaciones usurarias. "(...) "es el dominio completo de la oligarquía financiera, que reina sobre la prensa y sobre el gobierno"(…) "No hay ninguna operación bancaria que produzca beneficios tan elevados como las emisiones" (...) El monopolio, una vez que está constituido y maneja miles de millones, penetra de un modo absolutamente inevitable en todos los aspectos de la vida social, independientemente del régimen político y de otras "particularidades".

La hegemonía del imperialismo yanqui es una amenaza contra todos los demás:

 “Desde los ataques del 11 de septiembre del 2001, Estados Unidos ha afirmado enfáticamente el control sobre el sistema de pago en dólares en el centro del comercio y las finanzas mundiales. Estados hostiles, empresas o personas pueden ser separados del sistema, como Irán, Birmania, magnates políticos rusos y bufones de fútbol de la FIFA han encontrado su costo. La amenaza de esta sanción ha dado a América un alcance extraterritorial mejorado” (ver Informe Especial). Así se entiende mejor el acuerdo de desmilitarización de Irán por 8 años referente a la “energía nuclear”, tecnología para misiles de largo y mediano alcance, etc., de julio de 2015.

SE AGUDIZA LA CONTIENDA Y LA DISPUTA IMPERIALISTA POR EL BOTÍN

Todos esto datos son muy importantes porque ayudan a explicar porque las contradicciones se agolpan, cuál es la base económica de la situación actual. Como se agudiza la contienda y la disputa entre ellos por el botín y la contradicción principal se expresa con mayor fuerza.
Crece la explotación y la opresión de la gran mayoría de la clase obrera en los países imperialistas. Desde los años 70 la economía en los países imperialistas crece más lentamente pero la acumulación de la producción y del capital, la riqueza en una minoría cada vez más pequeña, se acrecienta sin cesar. Lo que los economistas y sociólogos burgueses denominan el “crecimiento de la desigualdad”. Con ello crece inmensamente el Poder del capital sobre la clase obrera.

Cada vez se incrementa más la acumulación de la producción y del capital (la riqueza) en manos de una minoría como producto de la explotación de la propia clase obrera y la de los países oprimidos, una parte de la cual le arrojan a una parte de sus obreros, que por sus emolumentos y las prebendas que recibe de los explotadores vive en condiciones pequeño burguesas: la aristocracia obrera. Esta es la base económica del oportunismo.

Aplastar al oportunismo, al revisionismo y a las posiciones burguesas dentro de la clase obrera es tarea clave para reconstituir el partido y unir al movimiento del proletariado en estos países y al movimiento de liberación nacional para acabar con el imperialismo.
...
Resumiendo, de los hechos brota la hegemonía financiera de los Estados Unidos y con ello su dominio de la economía mundial como lo muestra su dominio de la tecnología de la información, el control de las principales fuentes de energía y materias primas en el Medio Oriente, el Sudoeste de Asia, América Latina, las llamadas redes de producción del Sudeste Asiático y China, de México, Centroamérica y el Caribe, etc. Siempre en dura contienda con los otros imperialistas. Capital financiero que domina sobre la llamada “economía real” y la “especulativa”, que como se ve de las propias citas del Informe no se pueden separar.

Pero, el país decae- lo cual se expresa de una y mil formas-, se vuelve más rentista, el endeudamiento de la economía yanqui crece hasta el 70% del PBI de los EE.UU., la deuda de las empresas y los hogares se dispara: pese a todo, baja el consumo y la economía no crece o crece a ritmos bajos. Toda la economía en el país decae, el empleo decae y se vuelve más precario, rebajándose a condiciones similares a las del siglo XIX (empleo precario). Lenin, el monopolio lleva a la decadencia del país y pese a ello el país por la exportación de capitales de todo tipo extrae cada vez más riqueza del mundo entero.

DOS CITAS COMO POSDATA.

Las siguientes citas sobre las eleciones para el recambio de autoridades de los imperialistas yanquis son la prueba política de su decadencia o hundimiento del imperialismo yanqui y de lo que hemos expresado sobre su economía.

Como citamos ayer, en julio del año pasado Michael Moore, el cineasta en su blog, michaelmoore.com, pronosticó una victoria de Trump y escribió por qué Trump va a ganar:
"1 El Brexit del medio oeste de Estados Unidos. Creo que Trump va a centrar gran parte de su atención en los cuatro estados azules de Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin. Cuatro estados tradicionalmente demócratas, pero que han elegido a gobernadores republicanos desde 2010 (Pensilvania es el único que finalmente ha elegido a un demócrata ahora(...)Según las últimas encuestas de Pensilvania, Trump está delante de Hillary; y en Ohio están empatados. ¿Empatados? ¿Cómo es posible que esta carrera sea tan reñida después de todo lo que dijo e hizo Trump? Quizá se deba a lo que este dijo (y dijo bien) que el apoyo de los Clinton al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ayudó a destruir a los estados industriales de la zona norte del medio oeste de Estados Unidos. Trump va a machacar a Clinton con este tema y con el hecho de que haya apoyado el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y otras políticas de comercio que perjudicaron a los habitantes de esos cuatro estados. Durante las primarias de Michigan, Trump amenazó a la empresa Ford Motor con que si seguían adelante con el cierre de la fábrica que tenían previsto y se trasladaban a México, pondría un impuesto del 35 por ciento a todos los coches construidos en México que se enviaran a Estados Unidos. Fue música para los oídos de la clase trabajadora de Michigan,y cuando lanzó otra amenaza a Apple y dijo que les obligaría a dejar de fabricar iPhones en China y a fabricarlos en Estados Unidos todos quedaron embelesados y Trump se llevó una gran victoria (...) La zona que abarca desde la ciudad de Green Bay (Wisconsin) hasta Pittsburgh (Pensilvania) es la mitad de Inglaterra: rotas, deprimidas y en pésimas condiciones funcionan las chimeneas esparcidas por el campo en el esqueleto de lo que antes llamábamos clase media. Trabajadores (y no trabajadores) amargados y enfadados a los que Reagan engañó y que fueron abandonados por los demócratas, que siguen intentando persuadir de forma deshonesta pero solo quieren aprovecharse de la situación codeándose con lobistas de Goldman Sachas que les puedan extender una gran cheque antes de abandonar la habitación. Lo que ha pasado con el Brexit en Reino Unido también va a pasar aquí. Elmer Gantry aparece como Boris Johnson y dice lo que se le ocurre para convencer a la gente de que ¡esta es su oportunidad! De quedarse con todos, con todos los que hicieron añicos su Sueño Americano. Y ahora Donald Trump, el forastero, llegó para limpiarlo todo. ¡No hace falta que estén de acuerdo con él! ¡Es su cóctel molotov personal, el que pueden lanzar en medio de los bastardos que les hicieron esto! ¡ENVIEN UN MENSAJE! ¡TRUMP ES SU MENSAJERO! (...)Y eso es lo que va a pasar en noviembre".

En el país de Espana se lee sobre las propuestas de Hillary Clinton:

"Clinton defiende planes de creación de empleo acompañada de la subida de los salarios. La candidata asegura que cualquier acuerdo comercial que firme EE UU debe crear puestos de trabajo y contribuir a la mejora de los salarios y el crecimiento económico, pero también proteger la seguridad de la nación. Clinton está dispuesta a renegociar el acuerdo NAFTA con México y Canadá. En los últimos meses también ha cuestionado la efectividad del pacto comercial más importante de los últimos 40 años, el Acuerdo Transpacífico que forma parte del legado de Obama.
¿Ha cambiado de opinión?

Sí. En materia de tratados comerciales, Clinton era partidaria de acuerdos como el TPP, pero recientemente se ha declarado "preocupada" por la pérdida de puestros de trabajo en EE UU a causa de la externalización del empleo y, en particular, por los beneficios que obtiene el sector farmacéutico".