Freitag, 9. März 2018

ATAQUE AL MAOÍSMO EN BREMEN-ALEMANIA




El 20 de febrero en Bremen tuvo lugar un evento titulado "¿Partido de masas, guerra popular, revolución?". El evento fue organizado por el "Ums Ganze Bündnis" ( Toda Nuestra Alianza) que invitaron a Thomas Ebermann y apoyado por el Partido de la Izquierda en la forma de Fundación Rosa Luxemburgo. Thomas Ebermann es un intelectual pequeño-burgués que se organizó en los años 70 en la Liga Comunista, cofundó los Verdes y goza de una cierta popularidad dentro de la escena radical de izquierda. En el evento, el refinado "comunista" habló acerca de muchas cosas, sobre todo de sí mismo. Con ingenio y algunos trucos retóricos habló acerca de las "cosas locas" que ha hecho. Trabajar duro - como un proletario - y luego horas de citas, aprender idiomas, escribir para el periódico, etc., totalmente loco. Y él dice cuánto le ha sobrecargado a la larga. Siempre con una dosis de auto ironía, suelta algunas risas y ridiculiza superficialmente aspectos del marxismo.

Cuando se  trató de la discusión teórica, hubo dos defectos, por un lado, este "debate" limitado a la que él llama temas comoplejos y luego afirmó que intelectuales  astutos como Adorno, Horkheimer, Marcuse o, a veces Gramsci habría refutado esto y que,  este intelectualito de hecho no se dedicó a un tema específico y exhaustivo, sino solo de manera abstracta para hablar de sí mismo, de su persona, y de lo mucho que ha leído. En segundo lugar, parece haberse detenido en los años 70,  porque de los desarrollos teóricos de largo alcance - que ha definido principalmente el Partido Comunista del Perú y Presidente Gonzalo, que es el marxismo de nuestra época, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo - este sujeto no sabe nada , Nunca ha oído hablar de la base ideológica que guía a los partidos que en realidad dirigen la guerra popular en el mundo, ni sabe que la guerra popular es la teoría militar universal del proletariado internacional. Pero él "sabe" que la guerra popular en la década de 1970 nunca debería llevarse a cabo en las naciones imperialistas. Después de todo, la Liga Comunista, como la mayoría de los grupos K, estaba más comprometida con el cretinismo parlamentario que con la lucha armada en los centros imperialistas.


Esta ignorancia continuó desde el escenario con un portavoz de "Ums Ganze ..." que afirma que el maoísmo es un "fenómeno crudo marginal". Para la gente cuyo su horizonte político termina en la propia puerta de entrada, puede ser cierta esta afirmación, pero para todo revolucionario que conoce los movimientos reales en el mundo, sabe que esto sólo revela un eurocentrismo profundo. Quien  sostiene que, los movimientos de masas que se realizan principalmente en las naciones oprimidas por los partidos y organizaciones maoístas, son "un fenómeno marginal crudo" o bien ha perdido el contacto con la realidad o es un chovinista que no toma en serio estas luchas, porque éstas no se ajustan a su idea pequeñoburguesa de cómo debería ser un movimiento de masas para su concepto. Ni en  un discurso que tuvo lugar hacia el final del evento donde se sostuvo  cosas que no tienen nada que ver con los grupos maoístas, lo que puede tener algo que ver es  con las contradicciones crecientes que estos tienen con ellos y con la gran seriedad de estos grupos, un "seriedad exagerada" a su juicio, la cual así no existiría en la escena de " izquierda" . Solo podemos estar de acuerdo con este punto, incluso si asumimos que el orador no pretendía ser positivo.


El evento termina con la nota de Ebermanns de que de todos modos no se puede cambiar nada , y con una variación de la cita de Wolfgang Pohrt: "Hemos llegado otra vez al momento para la crítica ideológica, cuando en conciencia se es más consciente y todavía no se hace nada, por lo que esta destinado para abdicar ". Él tiene entonces, por una vez, a la derecha. Los intelectuales pequeño burgueses que desprecian a las masas realmente no son la fuerza que cambiará el mundo. Después de la aparición de Ebermann, nos atrevemos a dudar de su preocupación. Es más probable que su apariencia concluya que usó la velada para representarse a sí mismo y, de paso, aún un poco de marketing para sus futuras publicaciones. En Alemania sólo una fuerza puede traer un progreso real y es el proletariado bajo la dirección de su partido guiado por la única ideología, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo.

Este evento encaja en una serie de intentos de atacar ideológicamente y administrativamente el marxismo-leninismo-maoísmo. En las últimas semanas y meses, varias alianzas y organizaciones se sintieron obligadas a distinguirse del maoísmo o lo que consideran ser aquel. Comenzando por el Congreso Federal  de la Unión de la Izquierda Sólidaria Juvenil, la declaración por los 100 años de la  Revolución de Octubre de Construcción Comunista, la imagen de sí mismo que da la división del DKP "¿Y ahora qué?" O el volante de la FDJ en este año para la manifestación Lenin-Liebknecht-Luxemburgo y que fue criticado suificientemente en el maoistdazibao.wordpress.com . Una cosa está clara, en este desarrollo, el maoísmo es en Alemania una fuerza con la que los revisionistas tienen que tratar y que los revolucionarios proletarios hacen un buen trabajo para enarbolar, defender y aplicar esta ideología.


Traducido por la AND-Hamburgo