Mittwoch, 11. Juli 2018

Mensaje del Partido Comunista del Ecuador Sol Rojo a la celebración internacional del 200°Aniversario del natalicio de Carlos Marx

POR LA UNIDAD EN LA IDEOLOGÍA DEL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL

Expresamos nuestro más ferviente saludo a nuestra todopoderosa ideología del proletariado, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo; al Pensamiento Gonzalo y sus aportes al marxismo-leninismo-maoísmo. A las guerra populares que se vienen desarrollando en la India, Turquí, Filipinas y el Perú. A todos los partidos y organizaciones presentes en este trascendental evento para el proletariado internacional;  saludamos al Movimiento Comunista Internacional que en medio de una irrenunciable lucha de dos líneas viene desarrollando una importante e includicable lucha en contra del neo revisionismo expuesto por las ratas de Avakian y Prachanda, quienes llevaron a la liquidación de facto del Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI); a las líneas oportunistas de derecha en el Perú que han devenido en enemigos de la clase, de la guerra popular en  el Perú y del marxismo-leninismo-maoísmo en el mundo.

Renovamos nuestro compromiso de defender la vida del presidente Gonzalo, jefatura del PCP, de la guerra popular en el Perú y de los aportes al maoísmo con el pensamiento Gonzalo; un saludo en particular a los camaradas del Comité Bandera Roja de Alemania, a sus dirigentes, cuadros y militantes, quienes en las actuales circunstancias han organizado este encuentro y que persisten en mantener en alto la bandera invencible del marxismo-leninismo-maoísmo, del pensamiento gonzalo y  la guerra popular como estrategia de poder del proletariado hasta el comunismo.
La crisis del imperialismo evidencia ante los pueblos del mundo que éste es incompatible con el progreso de la humanidad, sin embargo, hoy se oponen a la revolución con todo los medios posibles y tratar de evitar su bancarrota definitiva. Genocidios, contraponer pueblos contra pueblos, desatar la más horrorosa sevicia  como aquella que se evidencia en Afganistán, Irak, Siria, Palestina y otros, son la muestra palpable de qué está dispuesto a hacer el imperialismo para materializar su supervivencia y concretar la nueva repartija del planeta. Ningún método por cruento y pragmático que sea le es ajeno a sus fines contrarrevolucionarios. Así fue ayer, así es hoy y así será siempre. Por esto, contraponer violencia revolucionaria a la violencia reaccionaria, imperialista, es lo justo, es lo que debemos hacer para quienes estamos por la revolución. Cualquier otra idea no se ajusta a nuestra concepción de clase, no corresponde al marxismo-leninismo-maoísmo.

Como no puede ser de otra manera, las contradicciones interimperialistas también se recrean y manifiestan en el Ecuador, y en esta oportunidad, con la premura y desafueros de la superpotencia imperialista yanqui que trata de consolidar posiciones que le permitan recuperar latinoamércia como su retaguardia indispensable, ha colocado a nuestro país en la mira para que se convierta en un soporte estratégico a los planes consolidados con la reacción en Colombia ( garroteros del imperialismo y la OTAN en América del Sur) por controlar la región en la nueva geometría política trazada por las potencias imperialistas en el mundo.

Dentro de ese contexto, en el país se han atizado una serie de contradicciones que nos ha llevado a vivir situaciones de confrontación directa con el enemigo, hechos que poco a poco van marcando un nuevo escenario de lucha cruenta no solo para los comunistas y pueblo del Ecuador, sino para el proletariado internacional.

Camaradas. Durante muchos meses trabajamos la posibilidad de estar junto a ustedes en este valioso evento para fraguar la unidad en la ideología del proletariado internacional, la brega por la conferencia internacional unificada y esos irrenunciables esfuerzos por materializar la internacional comunista de nuevo tipo, no obstante, desplazarnos en las actuales circunstancias para asistir a este encuentro demanda de esfuerzos en todos los órdenes, recursos y elementos de seguridad que hoy por hoy deben ser ajustados a la prelación que tiene nuestro partido en el manejo de nuestro difícil escenario dentro del plan estratégico de preparar y desarrollar la guerra popular.

De todas maneras, nos permitimos reafirmar nuestra profunda sujeción a todas las decisiones que tome el encuentro siempre y cuando reafirme y apuntale la unidad ideológica del proletariado internacional en el marxismo-leninismo-maoísmo. En el reconocimiento y apoyo militante a las guerras populares en la India, Filipinas, Turquía y el Perú. La firme e irrenunciable lucha en contra del neorevisionismo expuesto en la patraña reaccionaria y ese mamotreto de marras del avakianismo, prachandismo y la línea oportunista de derecha que se manifiesta no solo en el Perú sino que ya se ha dado modos para acechar y atentar contra la guerra popular en los países donde el proletariado las viene desarrollando.

Si bien es cierto lo expuesto en el párrafo anterior y que entendemos no pueden ser sino producto de la lucha de dos líneas, la crítica, la autocrítica, y que enuncia los elementos que consideramos claves en la unidad del movimiento comunista internacional, nos permitimos manifestar nuestro firme y absoluto reconocimiento a la jefatura del presiente Gonzalo de la guerra popular en el Perú, al pensamiento Gonzalo y su aporte al marxismo-leninismo maoísmo. Insistimos en este último pronunciamiento por considerarlo vital ante el desarrollo de la guerra popular en el Perú y su incidencia en las guerras populares que hoy se desenvuelven y preparan en el mundo.

El reconocimiento al pensamiento gonzalo y la jefatura del Presidente Gonzalo, es un reconocimiento a la necesidad de proseguir la tarea que no solo compromete al proletariado del Perú de la reorganización general del PCP en medio de la guerra popular para llevarla adelante victoriosamente hasta la toma del Poder en todo el país, culminar la revolución democrática de nuevo tipo, y dar continuidad a la guerra a hasta el comunismo, sino que también tiene relación con las tareas que lleva a cabo el proletariado en  todos los países que de manera preponderante tienen cierta identidad, con similares características, sobre todo aquellos caracterizados como semifeduales y semicoloniales.

Lo hemos visto en muchos escenarios. En Brasil, en el mismo Perú, en Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, México y otros tantos países donde los comunistas construyen o reconstituyen partidos con sólida base ideológica, MLM, pero que sólo han podido dar salto de gigantes ajustando sus procesos de construcción o reagrupamiento ideológico en la medida que también han tenido sustento ideológico en el pensamiento Gonzalo y la defensa de la jefatura del Presidente Gonzalo como jefe de la revolución en el Perú. Es lo preponderante, pero pasa igual en Alemania y Austria, donde este elemento se pone en mayor tensión, pues Alemania es un monstruo imperialista y Austria está lejos de ser un país semifeudal, de todas formas, los comunistas abrazando el Pensamiento Gonzalo también han logrado descollar construyendo los instrumentos de organización básica del proletariado para avanzar en sus propósitos estratégicos de toma de poder. Y los hechos hablan por sí solos, hay progresos, vamos ganando orillas a la reacción y no pasará mucho tiempo que con todo ese arsenal ideológico plagaremos de guerras populares el mundo y no dejemos vestigio alguno del imperialismo ni piedra sobre piedra del viejo poder, la reacción y su aliado estratégico: el revisionismo.

El pensamiento Gonzalo ha sido algo más que incidental en nuestros países, ha sido determinante para dejar atrás viejas prácticas que de una u otra manera nos han atado al centrismo, al estatismo, al militarismo pequeño burgués, a ser permeables al avakianismo, al prachandismo; a entender de mejor y mayor manera cómo el revisionismo de nuevo tipo arrastra a la clase y a los pueblos a la capitulación, a transitar el camino burocrático, del errantismo guerrillero que abraza añejas posiciones oportunistas y revisionistas expuestas en el guevarismo, bolivarianismo, el socialismo del siglo XXI, o el de pretender darle nuevas valoraciones a la democracia burgués-terrateniente; en definitivo, en dar espacios para la capitulación concluyente empujando a la clase y a las masas al barranco de la historia.

La nueva gran ola de la revolución proletaria mundial está gestándose cada vez más poderosa, y es evidente cuánto y en qué condiciones el marxismo-leninismo-maoísmo se ve fortalecido con el pensamiento Gonzalo para que su desarrollo sea más decidor y con mayor capacidad para resistir las más fuertes tormentas gestadas por el imperialismo, la reacción y el revisionismo

No es una novedad que quienes abrazamos el pensamiento Gonzalo vayamos avanzando en los fueros de la guerra popular. Esto no es producto de la casualidad histórica, es producto de la práctica social; el aporte es evidente, las lecciones son claras y, puestas en tensión en la brega por preparar la guerra popular, van dando resultados. Para nosotros, la lucha ideológica es inseparable de la lucha política, de la construcción concéntrica de los tres instrumentos y el trabajo de masas es parte de la construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución y la militarización del Partido en medio en medio de la construcción, preparación y desarrollo de la guerra popular, es decir, el trabajo de masas es dentro de y para la guerra popular.

No obstante, tampoco es novedad y también resulte evidente que aquellos que aun abrazando el marxismo-leninismo-maoísmo y que a la vez se alejan y desdeñen del pensamiento gonzalo, del Presidente Gonzalo, se van quedando, se han estancado, buscan el repliegue que de táctico pasa a estratégico; otros, han sido fácil presa de la línea oportunista de derecha, de la LOI, y no pocos del escepticismo y la carencia de moral comunista que los ha empantanado en la inacción revolucionaria.

Por lo expuesto, marcamos a fuego toda pretensión por minar la guerra popular en el Perú, por desconocer al presidente Gonzalo como jefe de la guerra popular en el Perú, al pensamiento Gonzalo y sus aportes al MLM. Marcamos a fuego todo aquello que mine la unidad ideológica del proletariado en el marxismo-leninismo-maoísmo; las guerras populares hasta el comunismo. Marcamos a fuego todo aquello que de soporte a la LOD en el Perú y en cualquier lugar del mundo. Marcamos a fuego cualquier apertura quien se dé al avakianismo y prachandismo. Marcamos a fuego la capitulación, al revisionismo y al oportunismo de cualquier laya. Marcamos a fuego al centrismo que siempre, en última instancia, le es servil a la reacción.

Camaradas. No nos queda sino augurar éxitos en este importante encuentro, que la lucha de dos líneas aflore como la única forma de consolidar posiciones correctas para el proletariado internacional y su rol transformador de las sociedades hasta el comunismo.
¡VIVA LA UNIDAD EN LA IDEOLOGÍA DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL!
¡VIVA EL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL!
¡VIVA EL MARXISMO, LENINISMO, MAOÍSMO!
¡VIVA EL PENSAMIENTO GONZALO!
¡VIVAN LAS GUERRAS POPULARES EN LA INDIA, FILIPINAS, TURQUÍA Y EL PERÚ!
¡VIVAN LOS PROCESOS DE CONSTITUCIÓN Y RECONSTITUCIÓN DE PARTIDOS COMUNISTAS EN EL MUNDO!
¡MUERTE AL IMPERALISMO, MUERTE AL REVISIONISMO!
¡HONOR Y GLORIA A LOS COMBATIENTES DE LAS LUMINOSAS TRINCHERAS DE COMBATE!
A CONQUISTAR EL SOL ROJO DE LA LIBERACIÓN: ¡EL COMUNISMO!