Freitag, 18. September 2015

DENUNCIAMOS Y CONDENAMOS LA MAYOR INTERVENCIÓN MILITAR DEL IMPERIALISMO YANQUI CONTRA NUESTRO PUEBLO

¡Proletarios de todos los países, unìos!
 

DENUNCIAMOS Y CONDENAMOS LA MAYOR INTERVENCIÓN MILITAR  DEL IMPERIALISMO YANQUI CONTRA NUESTRO PUEBLO

El primero de septiembre se estacionó por 6 días en el puerto del Callao el portaviones de los Estados Unidos (EE.UU.)George Washington, que cuenta con 90 aviones y una tripulación de 3,200 hombres y sofisticado armamento de defensa y de ataque concretando la utilización del Puerto del Callao como base de operaciones navales de la IV Flota de la Marina de los Estados Unidos (reactivada después de 58 años, en julio de 2008)* , que está bajo el Comando Sur de las Fuerzas Armadas del imperialismo yanqui.

Con este acto, el puerto peruano del Callao pasa a ser base de operaciones navales y por tanto del posicionamiento estratégico militar del imperialiasmo yanqui en América Latina para su guerra de agresión contra nuestros pueblos. Con ello, el imperialismo está en condiciones de llevar a cabo bastas operaciones miltares en el territorio del propio Perú y de los demás países sudamericanos, como las que hemos visto en el Medio Oriente y el Norte de Àfrica.

Contra todas las declaraciones oficiales de los representantes del actual gobierno fascista, genocida y vendepatria de Ollanta Humala y de sus antecesores, así como de sus pares de Sudamérica, que se llenaban la boca sobre el “espacio de paz, libre de armas atómicas y de la amenaza de guerras internacionales”, este hecho marca la incorporación del Perú dentro del dispositivo militar yanqui de guerra no convencional, convencional y hasta atómica.

Con ello, el puerto del Callao, el  país y esta parte de América pasa a ser objetivo militar  directo de cualquier futuro  enfrentamiento nuclear y/o con otras armas de destrucción masiva entre las superpotencias y potencias imperialistas. Los dispositivos bálisticos de largo alcanze con cabezas nuceleares pasarán a apuntar el territorio del país como parte de  los planes de respuesta militar , incluída la con armas atómicas, de la otra superpotencia y demás potencias imperialistas. Así, contra los intereses de nuestros pueblos, por obra del anterior gobierno de Alán García y del actual gobierno de Ollanta Humala, el país ha sido puesto bajo la amenaza de un ataque directo con armas de destrucción masiva y armas nucleares.

No se trata, pues, sólamente de una corta visita de este portaviones atómico yanqui, sino de un acto de mayor expanción, control y amenaza militar del imperialismo contra nuestro país y todos los demás países de América del Sur. En cuanto al Perú, más concretamente, este poderoso desplazamiento naval de los EE.UU. es una demostración de fuerza militar ,que señala el mayor compromiso, intervención y agresión militar directa del imperialismo contra nuestro pueblo y el mayor sometimiento del viejo Estado peruano, terrateniente-burocrático, a los dictados de su amo. Profundizandose aún más la condición semicolonial del país.

En aplicación de la actual doctrina militar de la guerra de agresión imperialista de “dirigir desde atrás” (“leading from Behind”) del genocida Obama, el 19 de marzo de 2013, un nuevo “convenio de cooperación política y militar formalizaron Perú y Estados Unidos, a fin de enfrentar el narcotráfico y el terrorismo. El acuerdo también comprende la explotación segura de uranio y asistencia humanitaria” (diario El País de España, 27 de marzo de 2013).

Este convenio, verdadero tratado desigual de sometimiento del gobierno a los dictados del amo imperialista, reemplaza al anterior que fue firmado por el gobierno militar de Odría en 1952. “El tratado, que comenzó a forjarse en 2012, se oficializó el 19 de marzo en Washington a través de un memorándum que dispone el intercambio de tecnología, entrenamiento y asesoramiento técnico entre ambos países” (El País, de la misma fecha).

En pleno sometimiento a este acuerdo, los últimos días de enero dictaron una Resolución Legislativa y más de 15 resoluciones de Defensa (ver Diario Oficial El Peruano), aprobando dos tipos de ingresos de personal militar extranjero, fundamentalmente norteamericano. Ver que en muchos casos ese personal extranjero es parte de los programas de “Entrenamiento y Equipamiento”, que usan los Estados Unidos para su intervención en nuestros países. Como el personal militar colombiano, por ejemplo.

El mismo diario dio a conocer que servirá para enfrentar “ el crimen organizado, generado por el narcotráfico y el terrorismo, aún activo en la zona del VRAEM, además de los yacimientos de uranio. De esta forma, el gobierno de Ollanta Humala jugará un papel importante en la lucha por la seguridad en Sudamérica”.

En estos días, el nuevo jefe del Comando Conjunto de las Fuerztas Armadas del viejo Estado peruano, al asumir sus funciones declaró que el objetivo principal de su comando será acabar  con la amenaza “narco-terrorista en el VRAEM”.
Todo lo señalado anteriormente, deja sentado con toda claridad cuales son los objetivos de esta mayor intervención y agresión directa del imperialismo, esto es: está dirigida contra las luchas populares que están estremeciendo el país, apuntando especialmente contra el campesinado que vive de la siembra de la coca, la masa más pobre y más amplia y contra la guerra popular, que pese a los problemnas de dirección en el Partido Comunista del Perú (PCP), que la dirige, se mantiene contra viento y marea.

La región geográfica conocida como VRAEM, más arriba mencionada, es una zona importante del Comite  Regional Principal del PCP, donde entre otros lugares se persiste en desarrollar la guerra popular, en medio de la cual se lleva la tarea pendiente de la reorganización general del Partido sujetándose firmemente a la Jefatura del Presidente Gonzalo. La reorganización del Partido se da en medio de la guerra popular, en combate a muerte contra ambas líneas oportunistas de derecha revisionistas y capitulacionistas (LODs).  Una de estas, usurpó el Comité Principal y se ha separado del PCP, formando su propio partido revisionista y se mantiene activo alli en el VRAEM, actuando de acuerdo a su linea militar burguesa, opuesta a la línea militar proletaria y desarrolla política de feudo de señores de la guerra.

Pero, los comunistas  pugnan por cumplir su tarea de la reorganización del Comité Regional Principal enfrentando a las Fuerzas Armadas y Policiales fascistas, genocidas y vedepatria y sus fuerzas auxiliares o mesnadas dirigidas por los mandos y fuerzas militares de élite del imperialismo yanqui y otras tropas y agencias como la CIA, DEA, FBI, etc, que actúan en su “guerra silenciosa” cometiendo toda clase de crimenes y atrocidades contra los comunistas y las masas.Los comunistas están seguros que  pese a los sacrificios, persistiendo en el camino se irá recuperando lo perdido.¡Brillante perspectiva!

Todas estas fuerzas militares yanquis, especialmente las de élite o Fuerzas de Operaciones Especiales (US Special Operations forces (SOF)) han estado interveniendo durante todos estos años en el país, pero ahora tienen la necesidad de escalar su intervención para buscar conjurar la reorganización general del Partido, aplastar a sangre y fuego el desarrollo de la luchas del campesinado en esta región y buscar truncar su encuentro con la lucha de las masas campesinas y populares del resto del país que están desarrollando sus poderosas movilizaciones contra el mayor despojo a que las somete el imperialismo, el capitalismo burocrático y los terratenientes; buscan conjurar que todas estas luchas confluyan en un solo torrente dando un nuevo salto en la incorporación de las masas a la guerra popular**. Así, enfrentando directamente al imperialismo yanqui se está forjando el camino de liberación popular

 La mayor parte de estas fuerzas que emplean los imperialistas para su agresión en el Perú son tropas de Rangers, Boinas Verdes, la SEALs y apoyo del personal de la marina ( the Navy) y un pequeño contingente de los Marines. Las mismas que están dirigidas por el Comando de Operaciones Especiales (US-SOCOM), que está directamente subordinado al Comando Sur (U.S.-SOCSOUTH) el cual conduce las misiones en Centro América, Sur América y el Caribe***. Estos son también hechos concretos que marcan la llegada del portaviones George Washington como un acto de mayor agresión e intervención militar del imperialismo yanqui contra nuestro pueblo.

Denunciamos, que su pretendida “lucha contra el crimen organizado” de su nuevo convenio, no es más que una cortina de humo para tratar de legitimar su intervención y agresión militar en defensa directa de sus intereses: del saqueo de nuestros recursos naturales y la explotación de la fuerza de trabajo del pueblo peruano.

 Dentro de este marco las Fuerzas Armadas del imperialismo yanqui y de sus lacayos peruanos asumen tareas de “seguridad” (policiales), que de acuerdo a su propio ordenamiento legal internacional y nacional no les corresponde, ya que a éstas les correspondería las tareas de “defensa”. Es dentro de esta centralización fascista que confiere cada vez más poder a las Fuerzas Armadas, que algunos llaman “militarización de las tareas de seguridad”, que el gobierno fascista envia a las Fuerzas Armadas genocidas a reprimir las protestas de las masas. La campaña en los medios “chapa tu choro” busca generar una sicosis de inseguridad en la apoblación y sirve a este mismo fin criminal de intervención, agresión y represión y como banderita electoral para el recambio de autoridades del viejo Estado peruano del próximo año.

Para finalizar, denunciamos que el territorio peruano también es utilizado por el imperialismo yanqui para desarrollar sus planes criminales contra la humanidad como su plan de guerra bacteriologica, que ha sido conocido desde julio de este año y lo cual no ha tenido el repudio que esto merece. Nosotros lo condenamos, repudiamos y señalamos que el imperialismo yanqui es el enemigo principal de los pueblos del mundo y que pese a los inmensos genocidios  y crímenes de toda especie que comete,  estos no son señal de su fortaleza sino de su mayor hundimiento, el imperialismo esta en la etapa de su barrimiento definitivo, todas las mostrocidades que comete, no son sino zarpasos de fiera herida de muerte,  y ya está siendo barrido por el proletariado y los pueblos del mundo mediante la guerra popular. A este barrimiento está sirviendo la guerra popular en el Perú.

¡Yanquis go home!

Asociación de Nueva Democracia
Septiembre de 2015


________________
* La flota estará basado en la ciudad de Mayport, en el estado de Florida, y responderá a su vez al Comando Sur de Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Miami, y que dirige a todas las fuerzas militares de ese país en América Latina, decía un reporte de 2008.

** Un analista, Ricardo Soberón, que responde a una ONG financiada por el imperialismno holandés, ex funcionario del gobierno de Humla, por tanto insopechable de maoísmo, opinó: “Entonces, ¿cómo puede explicarse el reforzamiento militar del territorio peruano? Las sospechas recaen en la actual situación de convulsión social con más de 200 conflictos activos, de los cuales el 66.8% involucra problemáticas socio ambientales en contra de proyectos extractivos, según datos del Reporte de conflictos sociales Nº 134 de la Defensoría del Pueblo, con fecha en abril de este año.
El gobierno de Ollanta Humala ha ocasionado hasta la fecha más de 50 muertes por conflictos sociales y, pese a ello, las reformas económicas de flexibilización de inversión extranjera, la disminución del control / fiscalización medioambiental y la mayor represión estatal de las protestas se han mantenido inalteradas. Evidencia de estas prácticas es la regulación de la Ley Nº 30151 que establece la exención de responsabilidad penal de “el personal de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, que en el cumplimiento de su deber y en uso de sus armas u otro medio de defensa, cause lesiones o muerte” (Soberón, Ricardo, 11 de marzo de 2015).

** *Estas fuerzas especiales del imperialismo pertenecen a una red mundial SOF (dentro del programa SOLO) con funcionarios de enlace que por ahora se incorporan en catorce embajadas claves de los Estados Unidos para ayudar en el asesoramiento a las fuerzas especiales de varias naciones “aliadas”. Ya que opera en Australia, Brasil, Canadá, Colombia, El Salvador, Francia, Israel, Italia, Jordania, Kenya, Polonia, Perú, Turquía y el Reino Unido.
También se sabe que: En la actualidad, los Estados Unidos, tiene fuerzas militares en Perú a través del Escuadrón Anfibio 5, compuesto por varios buques de transporte,aviones de combate y un grupo de tarea especial de marines preparados para actuar en una ``guerra expedita´´ (según se informó en febrero de este año). Se sabe desde hace año que estas fuerzas operan en los más de 10 mil kilómetros de los ríos de la Amazonia peruana.
Además es de todos conocidos que los EE.UU. Tienen nueve bases militares en territorio peruano, la mayoría de las cuales se han ido estableciendo después del inicio de la guerra popular el 17 de mayo de 1980 (ILA-80), gran número de las cuales están en o rodeando el llamado VRAEM.

****Associated Press, 03 de septiembre 2015 | 18:36 EDT, Por LOLITA C. BALDOR, Associated Press
WASHINGTON (AP) - El secretario del Ejército John McHugh ha suspendido las operaciones en cuatro laboratorios del Departamento de Defensa que se encargan de toxinas biológicas (...) para explicar y corregir los problemas que condujeron al envío accidental de ántrax en directo a decenas de otros laboratorios de todo el país y el mundo.

En un memorando del jueves McHugh también ordenó (…) una revisión amplia en nueve laboratorios de departamentos involucrados en la producción, el transporte o la manipulación de toxinas biológicas. También ordenó un informe sobre las revisiones dentro de los próximos 10 días.
Los nueve laboratorios que se examinan en los EE.UU. están en Ohio, Massachusetts, Maryland, Virginia y Utah. Otros están en Egipto y Perú.

Su orden amplía la moratoria inicial anunciada en julio, que suspendió las actividades con ántrax. Y él dirige las labores de revisar todos los procedimientos de seguridad, mantenimiento de equipos, mantenimiento de registros, y las prácticas estándar para el manejo de las toxinas.
(...)Las nueve instalaciones con orden de llevar a cabo revisiones de seguridad, algunos de los cuales incluyen los laboratorios sometidos a una moratoria, son Dugway Proving Ground, Utah; 711ª Personal Wing, Wright Base Aérea Patterson, Ohio; Edgewood Centro Biológico Químico, Maryland; la Unidad 3 de Investigación Médica Naval de los EE.UU. en Egipto; la Unidad 6. de Investigación Médica Naval de los EE.UU., en Perú; US Army Soldier Systems Center en Massachusetts; Naval Medical Research Center, Fort Detrick, Maryland; Naval Surface Warfare Center, Dahlgren, Virginia;  Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de los EE.UU., Frederick, Maryland.