Samstag, 23. Juni 2018

DECLRACIÓN DE LOS PARTIDOS Y ORGANIZACIONES MAOÍSTAS POR EL DÍA DE LA HEROICIDAD



¡Proletarios de todos los paises, uníos!


DÍA DE LA HEROICIDAD

LUCHAR, LUCHAR, LUCHAR ES NUESTRA FELICIDAD


“Los prisioneros de guerra, como el personaje 
de la historia, siguen ganando batallas más 
allá de la muerte, pues, viven y combaten en 
nosotros conquistando nuevas victorias”.
 Presidente Gonzalo

19 de junio se ha constituido en un hito de heroicidad, valor y coraje de los heroes  de la guerra popular en el Perú y referentes históricos del proletariado internacional.

Precisamente en esa fecha, 19 de junio de 1986, el viejo Estado del Perú, representado por el gobierno fascista de Alán García, cometió uno de los genocidios más execrables  que la historia haya conocido en contra de prisioneros de guerra.

El exitoso desarrollo de la Guerra Popular dirigida por el Partido Comunista del Perú a partir del 17 de Mayo 1980, en poco tiempo empezó a materializar sus objetivos: la destrucción parte por parte del viejo Estado peruano y de la vieja sociedad que representa y defiende, es decir,  la semifeudalidad, el capitalismo burocrático y el imperialismo, los duros golpes asestados a las hienas de la reacción y el aplastamiento al revisionismo en el Perú.

La respuesta no se hizo esperar. Para mayo de 1986 se registraron ocho mil setecientos asesinatos efectuados por el viejo Estado. Masas desplazadas, hijos del pueblo desaparecidos, otros, enterrados en fosas comunes, asesinatos masivos en contra de la población campesina. El ensañamiento se centró en los prisioneros de guerra, pues en alguna medida el régimen fascista, hambreador y genocida de Alan García consideraban que eran un fácil objetivo dada su condición de prisioneros.
Genocidio que el pueblo enfrentó derrochando heroicidad, siendo la resistencia heroica de los luminosas trincheras de combate la que devino en símbolo de de esta grandiosa resistencia del pueblo.

Los niveles de organización que logró desarrollar el PCP en las mazmorras de la reacción transformándolas en Luminosas Trincheras de Combate. Las que aportaron para desarrollar guerra popular pese a las condiciones de desventaja con el enemigo, pero fortalecidos por la moral comunista que tuvo un elemento que la potenció hasta alcanzar niveles de heroicidad a toda prueba, pocas veces conocidos por la humanidad: estar dotados de la expresión ideológica más elevada que ha logrado desarrollar la clase hasta nuestros días: el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo y precisamente eso, el pensamiento Gonzalo y haber sido forja del Presidente Gonzalo, soldados rojos de Gonzalo lo que posibilitó tener los arrestos necesarios para retar a la muerte.

El régimen aprista, corporativo y fascista, no escatimó sevicia alguna en contra de los prisioneros de guerra. No bastó la arbitrariedad jurídica para imprimir largas condenas que comprometieron, en la mayoría de los casos, cadena perpetua para muchos de los y las militantes, combatientes y masas del Partido Comunista del Perú y del Ejército Guerrillero Popular. Las hienas de la reacción se vieron en la necesidad de recurrir a la tortura, al asesinato selectivo, de hecho, Alan García, yéndose en contra de las más elementales normas jurídicas de su propio Estado, arremetió contra los prisioneros de guerra con un solo objetivo: el más infame y cruento genocidio de prisioneros de guerra.

Pero hay un hecho importante que resaltar, si bien es cierto la reacción desató toda su campaña de aniquilamiento con miles de soldados y policías pertrechados con armas de grueso calibre, tanquetas, helicópteros, lanchas artilladas y demás, al frente encontraron férreos guerrilleros con voluntad de acero dispuestos a inmolarse, a entregar  sus vidas no antes haber ofrecido la más bella y sacrificada resistencia armada, que aún en medio de la desproporción en términos de armamento, posiciones y condiciones estratégicas, después de causarle importantes bajas al enemigo, 250 comunistas entregaron sus valiosas vidas por el pueblo, el partido, la revolución y todos quienes hoy seguimos enarbolando el marxismo-leninismo-maoísmo y el pensamiento gonzalo como estrategia de poder para el proletariado internacional, dandonos una importante victoria política, militar y moral.

Sin hincar rodillas, sin pedir piedad, sin claudicar, bajo la clara consigna de que ¡aquí nadie se rinde!, la forja de Gonzalo evidenció al mundo la fuerza ideológica que mueve a los comunistas de nuevo tipo, un claro ejemplo de cómo arrancarle lauros de victoria a la muerte cuyo ejemplo perdura y transmuta en el tiempo en quienes hoy combaten en la India, Filipinas, Turquía y en el Perú; en la  lucha generada en cada rincón del mundo por la constitución o reconstitución de partidos comunistas, con camaradas dispuestos a la transformación del mundo y seguir el ejemplo de aquellos combatientes de las luminosas trincheras de combate.

Este acto heroico de la clase que solo la ideología y la guerra popular puede generar no pasará desapercibido jamás por el proletariado internacional, así como tampoco la responsabilidad que tuvo en la masacre el gobierno fascista de Alán García con la complicidad del imperialismo yanqui y chino, pero también del revisionismo de la Segunda Internacional que en esos días de la masacre realizaban su congreso internacional en Lima con Willi Brandt, Gonzáles, Andrés Párez y toda esa jauría de lacayos de la burguesía.

Hoy conmemoramos la muerte en combate de los prisioneros de guerra en el Perú,en un escenario en el que la superpotencia hegemónica única, el imperialismo yanqui, en colusión y pugna con la otra superpotencia atómica, Rusia, y las otras potencias imperialistas, dan rienda suelta a la agresión de las naciones oprimidas del Tercer Mundo, instrumentalizando pueblos para materializar la nueva repartija del planeta. Lo hacemos precisamente cuando la nueva ola de la revolución proletaria mundial confronta nuevos escenarios de lucha en Filipinas, la India, Turquía y el Perú, donde la guerra popular se mantiene a pesar de la serie de dificultades, de los avances y de los recodos todo en medio de la lucha de dos líneas que ha cobrado una fuerza y necesidad extraordinaria con el avance en el proceso de Reorganización del PCP; donde la lucha en contra del neo revisionismo se fortalece y demanda sea aplastado con toda nuestra fuerza y odio de clase. En medio de la decidida lucha en contra el oportunismo y las patrañas de la reacción que permanentemente emite su vómito negro de que la guerra popular en el Perú ha sido derrotada. En un contexto en el que la reconstitución y constitución de partidos comunistas comprometidos con construir los instrumentos para la revolución y desarrollar guerra popular hasta el comunismo crece prestamente firme en sus propósitos.

Hoy conmemoramos una de los más importantes combates que ha emprendido la clase en la historia del proletariado internacional reivindicando la importancia de la jefatura correcta al frente del partido comunista de nuevo tipo, levantando las banderas del marxismo-leninismo-maoísmo, del Pensamiento Gonzalo, y la decidora importancia en el desarrollo de esta nueva ola revolucionaria en el mundo.

Hoy también alzamos nuestra voz en solidaridad con todos los prisioneros revolucionarios. Rechazamos y condenamos el viejo Estado Indio con el reaccionario Modi a la cabeza, que ha arreciado su arremetida contra los comunistas, revolucionarios, y activistas democráticos del pueblo indio. Solidaridad con los prisioneros de guerra del TKP-ML dentro y fuera de Turquía, solidariedad con los presos del Partido Comunista de Filipinas y solidaridad con los presos palestinos, y de todas la luchas revolucionarias del pueblo.

Nos solidarizamos preparando mas firmemente la unidad internacional ideológica y orgánica, y preparando o desarrollando mas guerra popular única manera en se podrá acabar con los genocidios y barrer al imperialismo y la reacción de la faz de la tierra.

Está escrito en la historia, la experiencia de lucha del proletariado internacional nos ha enseñado que las acciones y crímenes cruentos que aplica el enemigo a la clase y al pueblo no ahoga la revolución, por el contrario, la acicatea, la vivifica, porque persistir en la lucha hasta la victoria, es la lógica del pueblo sin que importe cuánto y cuál sea el sacrifico que se deba hacer. Así ha sido siempre, así será hasta la conquista del dorado comunismo.
.
¡HONOR Y GLORIA A LOS/LAS CAMARADAS INMOLADOS/AS EN LAS LUMINOSAS TRINCHERAS DE COMBATE DEL PERÚ!

¡ENARBOLAR, DEFENDER Y APLICAR EL MARXISMO, LENINISMO, MAOÍSMO, PENSAMIENTO GONZALO!

¡VIVA LOS SOLDADOS ROJOS DE PRESIDENTE GONZALO!

¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA, TURQUÍA, FILIPINAS Y EL PERÚ!

¡ENTREGAR NUESTRAS VIDAS POR EL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN!

¡DEFENDER  A TODOS LOS PRESOS REVOLUCIONARIOS DEL MUNDO!

Firman:
Partido Comunista de Ecuador - Sol Rojo
Partido Comunista del Brasil (Fracción Roja)
Movimiento Popular Perú (Comité de Reorganización)
 Fracción Roja del Partido Comunista de Chile
Organización Maoísta para la Reconstitución del Partido Comunista de Colombia
Núcleo Revolucionario para la Reconstitución del Partido Comunista de México

Comité Bandera Roja – Alemania