Donnerstag, 24. Mai 2018

Organización Maoísta para la Reconstitución del Partido Comunista de Colombia: Saludo al Movimiento Comunista Internacional en el bicentenario del nacimiento del gran Marx




miércoles, 23 de mayo de 2018

Saludo al Movimiento Comunista Internacional en el bicentenario del nacimiento del gran Marx

Con gran júbilo comunista celebramos los pasos de gigante que está dando el Movimiento Comunista Internacional en los últimos años. El presente mayo combativo es un termómetro de ello: por todo el mundo los comunistas y revolucionarios hemos enarbolado bien alto nuestras banderas rojas celebrando enérgica y beligerantemente el Primero de mayo, día internacional de la clase obrera, y el 5 de mayo, bicentenario del nacimiento de nuestro gran maestro y fundador de la ideología proletaria: Carlos Marx.

En ese marco, y con gran orgullo de tener los camaradas que tenemos, saludamos a todos los partidos y organizaciones maoístas por el mundo que llevan adelante guerras populares o las están preparando, y que avanzan con férrea voluntad en la tarea de reconstituir la Internacional Comunista. Los tiempos muestran lo que ha dicho ante el mundo nuestro querido Presidente Gonzalo: el maoísmo esta pasando a comandar la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial. Y lo está haciendo de la única manera posible: combatiendo al imperialismo, a la reacción, al revisionismo y a toda clase de oportunismo, indesligable e implacablemente.

Queremos en especial saludar en esta ocasión a todos los comunistas y revolucionarios que están llevando adelante de manera coordinada la campaña internacional de celebración de los 200 años del nacimiento del gran Marx y resaltamos por su significación el que ella se este desenvolviendo con amplitud y contundencia en Alemania, lugar donde naciera en mayo hace 200 años nuestro gran fundador y su camarada de armas Federico Engels; en Perú, cuna del continuador de Marx, Lenin y el Presidente Mao: el Presidente Gonzalo, Jefatura del PCP y la Guerra popular, faro rojo para el mundo entero, y Brasil país de numerosas masas populares donde los comunistas aplicando creadoramente el maoísmo y los aportes de validez universal del Presidente Gonzalo a la realidad  brasilera están por abrir nuevos tiempos para la revolución en América Latina y en el mundo entero. 

Los revolucionarios proletarios tenemos claro que no podemos dar un paso adelante si no es combatiendo a nuestros enemigos, pues nuestra razón de ser como comunistas, es preparar y organizar la lucha de clases para derrocar el poder del imperialismo y la reacción y establecer la dictadura del proletariado, mediante el único camino posible: la guerra revolucionaria. Y ante esto no solo el enemigo francamente declarado nos combatirá para aniquilarnos, sino que desde el primer momento, desde los primeros intentos de re(constitución) del Partido Comunista, tenemos en las filas del pueblo enemigos más peligrosos, camuflados como revolucionarios, como comunistas: los revisionistas y toda clase de oportunistas, que fungiendo de “amigos del pueblo”, trafican con sus luchas, atacan y delatan a los revolucionarios.

Pero estos ataques son para nosotros carbón que aviva el fuego y con ello la forja, y los tomamos como indicadores del éxito alcanzado, lejos de debilitarnos aumentan nuestra convicción y la necesidad de la militarización del Partido, pues ya nos enseñó claramente el Presidente Mao:

“Sostengo que, para nosotros, es malo si una persona, partido, ejército o escuela no es atacado por el enemigo, porque eso significa que ha descendido al nivel del enemigo. Es bueno si el enemigo nos ataca, porque eso prueba que hemos deslindado los campos con él. Y mejor aún si el enemigo nos ataca con furia y nos pinta de negro y carentes de toda virtud, porque eso demuestra que no sólo hemos deslindado los campos con él, sino que hemos alcanzado notables éxitos en nuestro trabajo.”

Enviamos un sentido y profundo saludo rojo a nuestros hermanos camaradas del Comité Bandera Roja en Alemania y los felicitamos por las importantes acciones de los últimos meses: las heroicas jornadas de julio y luego la firmeza para enfrentar la cacería de brujas que desató el viejo Estado imperialista alemán, la activa participación en el Primero de mayo dentro del frente con los revolucionarios, y el embanderamiento en varias ciudades de Alemania para la conmemoración del bicentenario del Gran Marx. Todas estas acciones están mostrando palmariamente que “algo nuevo crece en esta tierra”, generando más odio de nuestros enemigos, quienes impotentes ante el avance de la clase y el pueblo, emprenden estos actos cobardes para intentar intimidarnos, pero lejos de lograrlo, aumentan en nosotros la decisión de combatirlos implacablemente, con odio de clase,  levantando más alto y firme nuestras banderas y armas contra el imperialismo y todos los reaccionarios, revisionistas y oportunistas. Así pues, vemos que los ataques que han recibido de la reacción, del revisionismo, de oportunistas y en particular de los liquidacionistas de derecha recientemente, muestran que no sólo han deslindado los campos con él, sino que han alcanzado notables éxitos en su trabajo.

Condenamos el siniestro atentado perpetrado recientemente en las calles de Berlín por los liquidacionistas de derecha contra el proletariado de Alemania, que asumimos también como un atentado contra nosotros mismos como parte del proletariado internacional. Nos solidarizamos con los comunistas y revolucionarios de Alemania, renovamos nuestro juramento de contribuir a hacer justicia para el proletariado y los pueblos del mundo por medio de la violencia revolucionaria. En la cruenta pero gloriosa lucha por el comunismo, contra el imperialismo, la reacción y el oportunismo, cuentan siempre con nosotros camaradas y con todos los comunistas en el mundo, que al serlo, estamos dispuestos y comprometidos a dar la vida por el partido y la revolución. Tengan la plena seguridad camaradas que los comunistas y revolucionarios haremos justicia, como ustedes han dicho “tiempo al tiempo”. Defenderemos con nuestras vidas nuestra bandera y la tarea de ponerla cada vez más alto pagando el costo que sea necesario hasta conquistar el poder en cada país y establecer el comunismo sobre la tierra.

Finalmente reiteramos el saludo y orgullo de tener los camaradas que tenemos, soldados rojos del Presidente Gonzalo. Unimos nuestra voz a vuestra consigna:

Nuestra solución es: ¡proletarios de todos los países uníos!
Nuestro grito de guerra es: La rebelión se justifica! Muerte al revisionismo!


Organización Maoísta para la Reconstitución del Partido Comunista de Colombia
Mayo 2018