Mittwoch, 5. Juli 2017

¡Combatir contra el imperialismo y sus lacayos: luchar y resistir a la cumbre del G-20 en Hamburgo!



 

¡Combatir contra el imperialismo y sus lacayos: luchar y resistir a la cumbre del G-20 en Hamburgo!

  07/04/2017

 

lenin_liebknecht_luxemburg_2017_9

Publicamos  a continuación, la traducción de la traducción francesa al espanol de la declaración de la Liga Antiimperialista (compuesto por varias organizaciones comunistas y antiimperialistas) para formar una unidad antiimperialista durante los días del evento y la acción contra la cumbre del G-20 :

 

La cumbre del G-20 en Hamburgo, que se realizará este mes de julio, contará con la resistencia masiva. Los manifestantes y las manifestantes en toda la República Federal de Alemania (RFA) expresarán su ira y rechazo en la reunión de los peores asesinos y ladrones del mundo de diferentes maneras, junto con la gente de toda Europa y otras partes el mundo - y eso está bien. Vamos  a tomar parte en esta lucha con el fin de enviar un mensaje claro a la clase obrera de Alemania, así como oprimidos y explotados en todo el mundo, junto con otras fuerzas revolucionarias antiimperialistas y consistentes. Incluso aquí no se librarán los imperialistas y sus lacayos. No vamos a dejarlos en paz y su sueño de una zona de remanso de tranquilidad se  va convertir en cenizas!


En este sentido, estamos movilizando sobre las siguientes bases:


¡No puede haber paz con el imperialismo!


El imperialismo de hoy, ¿qué es? El imperialismo no es un bloque monolítico y no puede ser dividido en diferentes bloques tampoco. El imperialismo como fase superior del capitalismo es un sistema global. Pero las fuerzas imperialistas, los poderes políticos, existen en un estado de colusión y la pugna. Ellos luchan entre sí con el fin de dominar el mundo, por la conquista de los mercados, los recursos y las esferas de influencia, etc. Como bandidos, que están luchando por el botín. Pero incluso lo hacen a medida que se coluden contra los pueblos del mundo, así como contra el proletariado internacional y todas las fuerzas que desafían su reino en su conjunto. Hoy en día, la potencia imperialista más fuertes son los Estados Unidos. El imperialismo yanqui es el perro guardián global contra la revolución y por lo tanto el principal enemigo de los pueblos del mundo. La única potencia que puede competir militarmente con el imperialismo yanqui es el imperialismo ruso. Esto también se ilustra con los desarrollos actuales en Ucrania y Siria. El legado nuclear de Rusia es lo que le está permitiendo esto. En particular, los EE.UU. son capaz de controlar y dominar a otras potencias imperialistas.
 
 
Es muy importante no caer en la trampa de "Todos contra Trump" con la excusa de un "frente democrático". Trump es representante de una fracción de la clase dominante en los EE.UU. que quiere la separación de la Unión Europea. Por lo tanto, por encima de todo, sienten la necesidad de debilitar política, económica y militarmente a la República Federal de Alemania (RFA). Los dirigentes de Alemania, por el contrario, tienen el sueño de volver a los reinos superiores y convertirse en una nueva potencia hegemónica y, de esta manera, ser capaz de luchar por la dominación del mundo - por tercera vez. Esta no es una lucha entre el "fascista Trump" y " la  demócrata Merkel", como dicen los fieles trompetas de la propaganda. Trump es representante de la única superpotencia hegemónica mundial y como tal es el enemigo principal de los Pueblos del mundo. En Alemania, la Merkel es la representante de la burguesía imperialista y, por tanto, el principal enemigo de la clase obrera y los oprimidos en este país. En ningún caso, deben reducirse las protestas contra la cumbre del G-20  a protestar contra los "villanos" imperialistas y reaccionarios extranjeros fascistoïdes como Erdogan. Más bien, deben ser dirigidos claramente contra el imperialismo de la RFA.

El sistema imperialista es la fuente de la guerra, el hambre, la pobreza y la miseria. En su sed de ganancias y poder, destruye el medio ambiente, incluso en una escala tan masiva que las condiciones físicas de la vida humana se ve amenazada en muchas partes del mundo. El imperialismo es el enemigo mortal del progreso y las necesidades de la mayoría absoluta de la población mundial. No puede haber paz con el imperialismo. Debe ser destruido por la revolución proletaria mundial.

¡Contra la explotación y la opresión!

Cualesquiera que sean las diferencias entre los representantes que participan en la Cumbre del G-20, todos ellos son representantes políticos de los Estados imperialistas y reaccionarios. No importa la forma en que tratan de enmascararse. Ellos no son amigos en la lucha por la eliminación de la explotación y la opresión. Más bien todo lo contrario! Ellos son directamente responsables de su mantenimiento. Son enemigos del proletariado internacional y de los pueblos del mundo.

 La explotación está aumentando en todo el mundo: Una vez más, en Alemania, la explotación del proletariado se intensifica. Cada vez más personas viven en la pobreza a pesar de que venden su fuerza de trabajo todos los días. Por lo que toca a la Unión Europea,el desarrollo de los países como Grecia y Croacia, por mencionar sólo dos ejemplos, muestra que la "Unión Europea"  significa la pobreza y el hambre y que esta alianza imperialista bajo la dirección de la RFA es un proyecto de los explotadores. En Europa del Este y los Balcanes, las condiciones de vida de la clase obrera y el resto del pueblo es tan precaria que se convierte en un problema para los gobiernos reaccionarios para mantener en calma a las masas. En los países oprimidos de Asia, África y América Latina, todas las ilusiones sobre los "beneficios" de la llamada "globalización" se han desvanecido hace mucho tiempo y una vez más el sueño reformista " del progreso "a través de los gobiernos oportunistas se ha hecho añicos. La pobreza y la miseria están obligando a las masas para entrar en confrontaciones agudas con los lacayos de los imperialistas.

 Al mismo tiempo, los imperialistas se basan en la creciente opresión, en las agresivas guerras imperialistas contra cualquier forma de resistencia, la militarización masiva de sus propios Estados, vigilancia masiva de sus propias poblaciones y un mayor desarrollo de los movimientos fascistas. En todo el mundo, el Pueblo combate heroicamente el orden existente. El problema es que en la mayoría de los países no está presente una fuerza capaz de organizar la lucha y darle una dirección verdaderamente revolucionaria.

¡Proletarios de todos los países y pueblos oprimidos, uníos!

 Queremos estar presentes lado a lado con los que luchan contra los crímenes del G-20 y se resisten, no importa cómo quieran actuar. Condenamos enérgicamente cualquier forma de división - que quieren jugar de los buenos contra los malos manifestantes. También rechazamos cualquier asociación con las fuerzas que denuncian a otros manifestantes o utilizan los medios de comunicación burgueses como una plataforma para atacar a los revolucionarios. Nuestros enemigos son los imperialistas y sus lacayos.

En medio de las diversas formas de resistencia, vamos a luchar para enviar un mensaje claro, internacionalista y revolucionaria, a los que luchan contra el imperialismo en todo el mundo: Estamos a su lado, su lucha es nuestra lucha! Enviamos este mensaje entre otros a los campesinos pobres en Brasil, que están dando su vida para desarrollar una gran revolución; enviamos este mensaje a todos los que luchan contra la agresión imperialista en el Kurdistán, Siria e Irak; lo enviamos a los compañeros que dan su vida en las guerras populares en el Perú, Turquía, India y Filipinas con el fin de llevar la revolución hasta el fin; enviamos este mensaje a todos aquellos que llevan la bandera de la resistencia contra el genocidio y la represión draconiana del régimen de Erdogan en Turquía; enviamos este mensaje a aquellos que llevan la bandera de la rebelión en las mazmorras  de la contra-revolución en todo el mundo, le enviamos este mensaje a los comunistas y revolucionarios, que a pesar de todas las diferencias luchan juntos en los países imperialistas para destruir la bestia imperialista.

 Haremos nuestra tarea junto con todos aquellos que se rebelan, por tanto, en contra de todo esto. Invitamos a todos aquellos que quieren hacerlo a unir nuestras fuerzas.

¡Abajo el imperialismo y sus lacayos!

 ¡Es justo rebelarse!

 ¡Viva el internacionalismo proletario!

¡Viva el Comunismo !